Press "Enter" to skip to content

¿Aire ó nitrógeno? Esa es la cuestión

Hoy en día las llantas de nuestros autos pueden inflarse con aire común ó nitrógeno, pero ¿cuál es mejor?

La diferencia fundamental ente el nitrógeno y el aire es su composición, el aire se compone principalmente por nitrógeno (78%), seguido de oxígeno (21%) y el resto se trata de otros gases (1%). En cambio, el nitrógeno que se usa para inflar las llantas está compuesto por 95% de nitrógeno y sólo 5% de oxígeno.

El nitrógeno no tiene humedad por eso no genera tanto vapor de agua dentro de la cámara de la llanta y evita que el caucho se deforme a largo plazo. Otro de los beneficios que te puede ofrecer es que al ser un gas frío no se contraerá cuando esté en movimiento y la presión se mantendrá constante durante más tiempo, además tendrá una mejor tracción.

Al parecer la única desventaja de inflar las llantas con ese gas es que a diferencia del aire que es gratuito y se pude conseguir en cualquier gasolinera, el nitrógeno no es tan sencillo de conseguir y suele costar entre $50 y $200.

Si decides inflar tus llantas con nitrógeno te recomendamos desmontar cada una y desinflarlas totalmente para luego llenarlas con este gas.

123